Print Friendly, PDF & Email

Kogonada es un videoartista de origen coreano nacido en Estados Unidos y conocido tanto por sus videoensayos como sobre todo por un largometraje llamado Columbus. Su segunda película podría considerarse como un estudio de ciencia ficción de carácter intimista sobre la incorruptible vida de los objetos y la humanidad que poseen las cosas. After Yang plantea qué sucede en un futuro muy lejano en una familia en la que el robot se ha estropeado y los científicos no saben como solucionar el problema. Un robot que es un miembro más de la familia -en la que la figura paterna está interpretada por Colin Farrell y la materna por Jodie Turner-Smith- que ha generado una fuerte empatía como si fuera el hijo mayor o el compañero perfecto de la hija pequeña. El robot queda obsoleto por lo que el padre decide investigar la vida de la máquina, su memoria, sus sentimientos, su pasado y su forzada búsqueda de la identidad. Kogonada crea una película minimalista, preciosista, que en determinados momentos está demasiado pendiente de la búsqueda de una poética. Kogonada pierde la tensión y alarga demasiado las situaciones dando vueltas sobre el mismo eje. Una historia bonita que acaba siendo demasiado bonita.

Àngel Quintana