Asmae El Moudir reconstruye la memoria histórica de una nación a partir de la historia de su propia familia.