Print Friendly, PDF & Email

La idea del esbozo como trazo de algo de una obra de arte en potencia fue adquiriendo, en la vida y  en la obra de Godard, una posición estratégica, fundamental. En los ochenta utilizó el video para hacer esbozos de guiones de películas que tomarían otra forma –Scénario sur Sauve qui peut (la vie)– o para reflexionar sobre las imágenes  realizadas –Scénario du film Passion–. En los últimos años de su carrera, Godard abandonó su mesa de montaje y decidió convertirse en un artesano del esbozo, convirtiendo sus collages en auténticos collages de papel y tijera. Cortaba y pegaba imágenes, escribía frases o fragmentos de obras y creaba unas cartulinas que eran su elemento de creación. El libro de imágenes, por ejemplo, existió como libro/collage personal antes de transformarse en imágenes. En la mayoría de las ocasiones daba pistas a sus colaboradores para que filmaran o ajustaran la tecnología a los esbozos de Godard.

En 2019, después de realizar El libro de imágenes, empezó a pensar en un proyecto de película cuyo título inicial era Scénario. Compuso algunas ideas de la película, entre ellas las imágenes de un autorretrato hecho con rotuladores, textos de escenas e incluso sus colaboradores rodaron algunas imágenes. El proyecto quedó parado por la pandemia y en 2021 tuvo diferentes versiones. La proyección de Scénario(s) en Cannes puede considerarse como presentación de un tríptico formado por dos fragmentos inacabados de la última película de Jean-Luc Godard y por la filmación del director dictando una bande-annonce –un trailer para esa película de la que únicamente conocemos fragmentos.

En la primera parte del tríptico vemos como si Godard quisiera filmar algo sobre Rusia, Occidente en el que se intercalan las imágenes con las cartulinas de su hipotético guion que desemboca en la escena final en color de Ivan el Terrible de Sergei M. Eisenstein. En la segunda versión se repiten algunas imágenes sobre la muerte en el cine. Transitamos por el episodio de Florencia de Paisà y por la muerte de Pina de Roma, ciudad abierta de Rossellini, por Solo los ángeles tienen alas de Howard Hawks, por La dama de Shanghai de Orson Welles. Estas imágenes dialogan con fragmentos de muerte sacados de Bande aparte y de Week End del propio Godard. En los últimos instantes de este fragmento de collage no realizado aparece la última imagen de Godard, filmada el 12 de septiembre de 2022, el día antes de su muerte asistida. Godard escribe algunas ideas sobre su película, como si fuera un gesto de despedida antes de acostarse para afrontar su sueño eterno. El tríptico proyectado acaba con una interesante película oral de Godard rodada en 2021. Fabrice Aragno y Jean-Claude Battaglia, colaboradores del cineasta junto a Nicole Brenez. Aragno recibe órdenes para la Bande annonce du film Scénario. El cineasta tiene una serie de cartulinas con su collage. En la primera parte habla de la estructura con una introducción y un epílogo basado en Berénice de Racine; entre estas dos partes la película hablará de las fake news, de Dios o de la realidad imposible. Godard nos describe frente sus trabajos de papel y tijeras lo que podría ser una película que no fue, pero que acaba convirtiéndose, en un increíble giro del destino, en una auténtica película hablada.

Àngel Quintana