NOTICIAS Y ARTÍCULOS

El hijo de Saúl. Carta de Didi-Huberman a László Nemes (fragmento)

15 enero, 2016

Ofrecemos aquí el comienzo de la carta (mucho más extensa) de Georges Didi-Huberman a László Nemes acerca de El hijo de Saúl. El documento completo (12 páginas) puede encontrarse en Caimán CdC nº 45, ya a la venta:

Salir de la oscuridad

París, 24 de agosto de 2015

Querido László Nemes,

Su película, El hijo de Saúl, es un monstruo. Un monstruo necesario, coherente, benéfico, inocente. El resultado de una apuesta estética y narrativa extraordinariamente arriesgada. ¿Cómo no podría ser un monstruo una película que tiene por objeto el Behemot real1, la máquina de exterminio nazi puesta en marcha en el recinto de Auschwitz-Birkenau en 1944, en comparación con las historias que estamos habituados a descubrir cada semana en los cines bajo la denominación de ‘ficciones’? ¿Su película es algo distinto a una ficción? No, claro que no. Pero es una ficción tan modesta como audazmente en sintonía con esa muy particular realidad histórica de la que trata. De ahí el desafío que supone descubrirla. En la sala oscura del cine, durante la proyección, sentí alguna vez deseos, no de cerrar los ojos, sino de que todo lo que saca a la luz esta película volviera, aunque fuera por muy breve tiempo, a la oscuridad. Que la propia película bajara por un instante sus párpados (lo que sucede alguna vez). Como si la oscuridad pudiera ofrecerme, en medio de esa monstruosidad, un espacio o un tiempo para respirar, para relajarme un poco en medio de aquello que me estaba dejando, plano tras plano, sin aliento. ¡Qué desafío, en efecto, esa salida a la luz! ¡Qué desafío esa multitud de imágenes y ese infierno de sonidos pautando incansablemente su relato! ¡Pero qué desafío tan necesario y fecundo!

HijoDeSaul

Como muchos otros, entré en el cine armado de un cierto conocimiento previo –un conocimiento fragmentario, claro: cada uno tiene sus límites– sobre la historia (histórica) de la que trata su historia (fílmica), esto es, la máquina de matar nazi y el papel que desempeñaron los miembros del sonderkommando, los equipos especiales formados por prisioneros judíos cuyo terrorífico trabajo se plantea sobriamente, al inicio de su película, en un rótulo que los define mediante la expresión Geheimnisträger, los ‘portadores del secreto’. Su historia (su ficción) sale de la oscuridad: ella misma es ‘portadora’ de ese secreto, pero para llevarlo a la luz. De principio a fin, está consagrada a la historia (a la realidad) del infernal destino de los miembros del sonderkommando de Auschwitz-Birkenau: no hay ni un plano en la película que no se apoye, que no provenga directamente de las fuentes, de los testimonios, empezando por los extraordinarios manuscritos clandestinos, cuya edición afirma haber descubierto en el número especial de la Revue d’histoire de la Shoah, publicados con el título Des voix sous la cendre2 (‘Voces bajo la ceniza’).

Aunque había pasado por las mismas fuentes que usted, las imágenes y los gritos de su película me dejaron indefenso, sin ningún saber protector. Se me hizo un nudo en la garganta por diversas razones. Primero, debo confesárselo, me pareció volver a ver ante mí algo de mis pesadillas más antiguas y angustiosas. No es nada personal: es el poder propio de las pesadillas para revelarnos algo de la estructura de lo real, y el poder propio del cine para revelarnos la estructura de pesadilla que a menudo articula lo real. De forma espontánea pienso en las situaciones que constituyeron la realidad que cuenta –y de las que primero dieron testimonio supervivientes como Filip Müller o Primo Levi3–, situaciones sin tregua, con toda la energía de la vida, con su capacidad de invención, de astucia, de decisión, de obstinación, con su genio para atrapar la ocasión más improbable, pese a que todo ello conduzca a una sentencia de muerte. (…)

[Lee la carta completa en Caimán CdC nº 45]

(1) Desde muy pronto, el nazismo se comparó con este monstruo bíblico, simétrico del Leviatán. Véase Franz Neumann, Béhémoth. Structure et pratique du national-socialisme (1942), traducción de G. Dauvé y J.-L. Boireau, París, Payot,1987. [traducción española: Behemoth. Pensamiento y acción en el nacional-socialismo, México, Fondo de Cultura Económica, 1983].
(2) Revue d’histoire de la Shoah, nº 171, 2001 (‘Des voix sous la cendre. Manuscrits des Sonderkommandos d’Auschwitz-Birkenau’).
(3) F. Müller, Trois ans dans une chambre à gaz d’Auschwitz (1979), traducción al francés de P. Desolneux, París, Éditions Pygmalion-Gérard Watelet, 1980. P. Levi, Les Naufragés et les rescapés. Quarante ans après Auschwitz (1986), traducción de A. Maugé, París, Gallimard, 1989, pág. 49-60. [traducción española: Los hundidos y los salvados, Barcelona, Muchnik, 1989].

Traducción: Natalia Ruiz
Supervisión: Carlos Losilla
(c) Les Éditions de Minuit. París, 2015
Publicado por gentileza de AVALON

Utilizamos cookies propias y de terceros para análisis y buen funcionamiento de la página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Oficina Austríaca de Turismo