Cuando parecía que el western había transitado ya todos los caminos posibles, una vaca nos enseña cosas que no habíamos visto...