“La gente se toma demasiado en serio a sí misma y a sus convicciones, y eso es un poco peligroso.