'Pepe' alterna lo sorprendente con lo más tradicional y esta combinación acaba resultando más confusa que fructífera.